NOS DAN AYUDAS PARA COMPRAR VEHÍCULOS Y NOS LAS QUITAN CON IMPUESTOS

Uno de los sectores más afectados por la crisis provocada por el coronavirus es la industria de la automoción.  Las ventas han caído a mínimos históricos, obligando al cierre a concesionarios e incluso factorías. Por ello, el Gobierno ha aprobado un plan de apoyo a este sector con una ayuda económica de 3.750 millones de euros.

Se hace necesario incentivar la demanda de vehículos nuevos mediante ayudas directas y descuentos al comprador. El importe de las ayudas puede llegar a los 6.500 euros, si el precio máximo del vehículo a adquirir no supera los 35.000 euros, o 45.000 en algunos supuestos. En cuanto a los descuentos, los concesionarios y fabricantes podrán aplicar además  a los interesados en hacerse con un nuevo coche ,reducciones en el precio que van con hasta 1.600 euros en la compra de un coche diésel, hasta 2.000 euros para un híbrido, o hasta 5.000 para un eléctrico o híbrido enchufable con más de 40 kilómetros de autonomía.

El incentivo ha conseguido que un gran número de consumidores, personas físicas y empresas, se animen a adquirir un vehículo nuevo en un momento como este.

Pero la contrapartida de las ventajas económicas en la adquisición de vehículos esconde la desventaja del pago de impuestos, que no siempre son tenidos en cuenta en el momento inicial. La sorpresa con la que nos encontremos despues, puede ser nada agradable. En la declaración de la renta del año que viene se podría tener que llegar a pagar casi el 50% de lo percibido. Esto supondría a una persona física en 2021 pagar en la declaración IRPF por la compra de un vehículo en la campaña actual hasta 1.325 euros. Y es que las ayudas, que no lo descuentos comerciales aplicados que están exentos de tributación en el IRPF, constituye una ganancia patrimonial, no derivada de transmisión de elemento patrimonial, que se incluye en la base imponible general progresiva en función de los ingresos y de la situación personal y familiar del contribuyente.

Así que, mucho cuidado con dejarnos seducir con la oferta perfecta del coche bueno, bonito y barato, porque el año siguiente encontraremos sus defectos, o más bien, Hacienda “encontrará” nuestra cartera.

Si quieres saber más sobre  esta u otras cuestiones, ABOGADOS RIQUELME estarán encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.